Cómo afecta el Coronavirus a los corredores de apuestas en Estados Unidos

Frente a la pandemia del coronavirus, los corredores de apuestas, como empresas de todo el mundo, se enfrentan a retos que nunca han considerado, incluyendo la cuestión de qué pasará si no hay juegos en los que apostar.

El jueves, la NCAA, federación americana de baloncesto, canceló el torneo de masculino; el mayor evento de apuestas deportivas de los Estados Unidos causan pérdidas de ingresos de cientos de miles y millones de dólares.

LA NBA SUSPENDE SU TEMPORADA

 Después de que varios torneos de la conferencia de baloncesto fueran cancelados, solo algunos eventos deportivos permanecieron en pantalla. La mayoría se acabaron suspendiendo en cascada.

En un comunicado, la NCAA dijo que la decisión de cancelar los torneos de baloncesto masculino y femenino, junto con el resto de los campeonatos de invierno y primavera, « se basa en la evolución de COVID-19 como amenaza a la salud pública, nuestra capacidad para asegurarnos de que los eventos concluyan sin contribuir a la propagación de la pandemia ».

El torneo de baloncesto masculino de la NCAA se lleva jugando desde 1939 sin parar.

Las casas de apuestas y los casinos de los Estados Unidos permanecen abiertos antes del evento del viernes y los operadores no esperan ningún cierre, pero también reconocen la imprevisibilidad de la situación y el hecho de que hay pocos eventos deportivos en curso.

LAS PÉRDIDAS SE ESTIMAN A MAS DE 18,8 MILLONES DE DÓLARES

Perder el torneo de la NCAA, al menos por el momento, es el golpe más costoso para el negocio de las apuestas deportivas que se conozca en el mundo de la historia de las apuestas deportivas. 

Se calcula que los primeros cuatro días del torneo de la NCAA se pueden llegar a recoger la misma cantidad recogida en el Super Bowl. Más de 154,6 millones de dólares se apostaron en el Super Bowl, con ganancias netas de 18,8 millones de dólares para las casas de apuestas

Las reacciones son diferentes entre los corredores de apuestas en los Estados Unidos de América ante la suspensión de varias ligas deportivas.

Mientras que la mayoría de las apuestas deportivas se hacen en línea, el torneo de baloncesto también atrae a mucha gente en directo. En Las Vegas, por ejemplo, la ocupación hotelera suele ser alta para la primera semana del torneo

Esto supone una enorme preocupación, pero todos los corredores de apuestas del país están en la misma situación.

Sin el torneo, la mayoría de casas de apuestas se compromete a reembolsar las apuestas realizadas. 

Después de que la NBA anunciara su decisión de suspender la temporada, las casas de apuestas adoptaron enfoques diferentes: algunos requieren que los equipos de la NBA jueguen al menos 81 de 82 partidos para considerar la acción de las apuestas ganadoras por temporada y otros que los equipos jueguen 82 partidos. Decisión nada fácil de tomar teniendo en cuenta la cantidad de dinero en juego.